En relación a la suspensión temporal de operaciones o cierre de oficinas, es importante que podamos declarar a la aseguradora involucrada cualquier cambio en los patrones de prevención de riesgos declarados al momento de contratar su póliza.

Es importante entonces reportar por escrito a la aseguradora, cualquier cambio relacionado con:

  • Reducción de los mecanismos de vigilancia y supervisión de instalaciones
  • Iluminación, seguridad de acceso
  • Incrementos en inventarios
  • Probables retrasos en los procesos de construcción / obras civiles
  • Cambios en los patrones de mantenimiento
  • Reconversión para producción de nuevos productos

Recuerden que si ustedes declararon sus condiciones de operación al momento de contratar sus pólizas, y esas condiciones han cambiado o cambiarán, es crítico reportarlo por escrito a la compañía de seguros;  su póliza no necesariamente continuará con los mismos términos y/o condiciones contratados originalmente, pero al menos funcionará sin problema al momento de ocurrir un siniestro. El no reportar estos cambios en sus condiciones de operación, sí puede resultar en que un siniestro pueda ser rechazado.

Por otro lado, es importante considerar que sus operaciones podrían estar sujetas a riesgos que hasta hace poco ni siquiera imaginábamos; algunos de ellos son:

  • Saqueos
  • Daños por huelgas, alborotos populares o conmoción civil
  • Robos
  • Infidelidad de empleados, crimen
  • Riesgos cibernéticos
  • Crisis financieras
  • Interrupción de operaciones
  • Riesgos políticos (expropiación, confiscación)

Un capítulo aparte merece el tema de interrupción de operaciones.  Es importante recordar que las pólizas empresariales, cubren las pérdidas financieras por estas interrupciones, pero siempre y cuando se originen como consecuencia de uno de los riesgos cubiertos en la póliza (típicamente debe existir un daño material que cause la interrupción); esto implica que las consecuencias financieras como consecuencia del COVID-19, no están cubiertas en estas pólizas.

Finalmente, reiteramos la importancia de contar con sumas asguradas de sus activos cubiertos, expresadas a valor de reposición.  Las devaluaciones y fenómenos inflacionarios causan que las sumas aseguradas declaradas en póliza queden rápidamente por debajo de los valores de reposición, lo que origina un bajo seguro.

Si necesitas ayuda o requieres orientación adicional, por favor contáctanos.

Jesús K. Levy
Director de Operaciones Daños
jlevy@interesse.com.mx